Me hice la tan temida Histerosalpingografía con Prueba de Cotte.

Y habiendo tanto en Internet quería aportar mi granito de arena contando como me fue.

Dos días antes me hicieron la prueba de alergia al yodo que realizan por protocolo en el sanatorio.

Y el mismo médico me realizo el estudio.

Me acosté en la maquina de rayos X y luego de colocarme el espéculo pasaron la cánula para ir introduciendo el liquido de contraste.

Como ya le había avisado al médico de mi sensibilidad al dolor uso lidocaína en la zona del espéculo.

Empecé a sentir que se llenaba mi útero, se hinchaba un poco como si fuera un bolsa de agua, aviso que eso no dolió, solo sentía como llegaba el liquido y me imaginaba que si un auto tuviese sensaciones debería sentir algo similar cuando le cargaban combustible.., locuras de mi imaginación en esa situación.

Luego me hizo girar un poco hacia un costado y otro mientras la radióloga sacaba las placas, finalmente debía hacer un giro de 360º sobre mi misma para la última placa.

Durante todo el proceso el médico Dr. Bernardo Siegue me contaba como iba el estudio y me dejaba hacerle preguntas acerca de como se veía todo en el monitor.

Estuvo pendiente de que no me doliera y cuando sentí una molestia me explicó las razones de la misma.

Fue en el momento en que el líquido de contraste estaba en las trompas.

Debo decir que la atención fue excelente, alejaron mis miedos y solo sentí una molestia similar a las premenstruales. Un poco de dolor se siente cuando las trompas estan obstruídas que no fue mi caso gracias a Dios.

Ese día y los posteriores sentí esas molestias pero la ginecóloga que vi me dijo que era normal porque el útero estaba reacomodándose después de haberse expandido un poco durante la histerosalpingografía.

30 minutos antes del estudio tomé un sertal compuesto y 1 hora antes 0,25 de Clonazepam, un ansiolítico.

El médico me pidió que no me dopara, que por el miedo no me arriesgara a una sobremedicación.

Yo que sufro de arritmias por estrés no tuve ninguna, y eso que en el protocolo del estudio decía que podía producirlas.

Realmente me fue muy bien.

Lo mejor.

Ya tengo el resultado y lo vio una ginecóloga...,

ESTOY SANA!!!!!!!!!!

Ese fue mi mejor regalo de cumpleaños porque ese estudio hay que hacerlo en un momento preciso del ciclo que coincidió con mi cumpleaños!

Qué festejo en un cama de Rayos!, pero valió la pena.

Ahora veremos como sigue todo.

Gracias por sus palabras de ánimo.

Ando enredada de nuevo con el trabajo, por los que les pido disculpas por mi ausencia que espero reparar.

Dejo unas fotos del sanatorio Otamendi y Miroli de Buenos Aires que saqué con el cel y la página WEB.